gif gobierno

SAN MIGUEL:  Deberán amputarle una pierna y un brazo al operario de la DPEC que recibió una descarga

Interior 08/12/2022 Por Redacción
La esposa de la víctima confirmó que manipulaba cables de alta tensión cuando "alguien" habilitó el flujo de energía. Continúa en coma inducido. No descartan que se le deba amputar una pierna y un brazo. Piden cadena de oración.
hospital
hospital

Ángel Robledo, el operario de la DPEC electrocutado el martes pasado mientras realizaban la reparación de un cableado a las afueras de San Miguel, sigue en gravísimo estado y su esposa confirmó ayer a diario época, que "los médicos deben amputarle el brazo derecho y parte de la pierna izquierda, como consecuencia de las lesiones insalvables". La mujer confirmó que el incidente se dio por la imprudente maniobra de liberar la energía, mientras la víctima aún manipulaba la red de alta tensión.

 "Las 72 horas de internación son cruciales para determinar su grado de evolución. Los médicos me dijeron que su estado general es gravísimo y que hay que estar preparados para todo; aunque un dato alentador es que está respirando bien, lo que sería un buen indicador en todo el cuadro general desalentador", expresó Fátima Sotelo.

La mujer viajó con su pequeña niña hasta Corrientes ni bien se enteró del incidente con su marido y, si bien aún no le permiten visitarlo, recibe los partes médicos de forma puntual y la mantienen informada sobre la situación general de su pareja.

"Los médicos nos dijeron ayer que tiene comprometido los dos brazos y la pierna izquierda. Le hicieron un desbridamiento o toillete quirúrgico, sobre las heridas, pero están muy dañadas. Por esta situación han decidido amputarle el brazo derecho y la pierna izquierda desde la rodilla hacia abajo. Él está en coma inducido, para evitar que como consecuencia del dolor se le produzcan arritmias y que termine en un paro cardíaco. Esto les permite a los médicos un mejor trabajo sobre las lesiones", explicó Fátima.

"Ayer, los médicos le suministraron mucho líquido, pero la preocupación era que orinaba poco y con sangre, así que están evaluando el hecho que la descarga haya afectado también su vejiga", relató la mujer.

 

Un error evitable

"Todavía no están claras las responsabilidades en lo que le pasó a Ángel. Justo el día anterior estuvimos hablando sobre los cables que pateaban y la falta de elementos de trabajo para los equipos. Él se tuvo que comprar sus propios guantes en un local de acá. Según nos dijeron, estaba manipulando los cables de alta tensión porque debía hacer las conexiones. Estaba pactado este trabajo, por lo que la energía había sido cortada en el lugar. Al parecer alguien decidió accionar nuevamente el alimentador de electricidad, justo mientras él estaba conectando los cables. Más de tres mil voltios pasaron por su mano derecha, atravesaron todo su cuerpo y salieron por su pierna izquierda, quemando todo a su paso dentro y fuera de su cuerpo. Fue como si lo atravesara un rayo", relató.

 

Conforme lo que contaba la mujer, Ángel es un hombre que trabajó toda su vida como electricista. Hacía poco más de cuatro años que se desempeñaba como operario en la DPEC y el trabajo por el cual se electrocutó era algo habitual, por lo que es mucho más fuerte la hipótesis de un gravísimo error en las comunicaciones entre el móvil y una de las centrales. "No sabemos si el error vino de San Miguel o de Loreto, pero de uno de esos lados accionaron la palanca que liberó la energía y terminó fulminando a mi esposo", dijo a época Fátima todavía angustiada por la situación.

Fátima volvió a pedir a los correntinos que se unan en oración pidiendo por la salud de su esposo. Ángel, o "Mangue" como lo apodaban en San Miguel, es un joven sumamente querido y muestra de ellos es la repercusión que el caso tuvo en redes sociales en aquella localidad.

Te puede interesar